Noticias

Ribera del Duero se resarce: suben sus ventas un 12% en 2019 tras el nefasto año anterior

Fuente: Cadena SER, Roa de Duero

 

Las bodegas de la Ribera del Duero pusieron en mercado 89.003.182 botellas de vino identificadas con la etiqueta de la Denominación de Origen Ribera de Duero durante el pasado 2019. Es un 12.08% más que en el año anterior, cuando las elaboradoras no llegaron ni a los ochenta millones (79.409.172) desplomando sus ventas como consecuencia de la falta de materia prima. Y es que, paradójicamente después de haberse acercado a los cien millones de botellas vendidas en 2017 la meteorología de ese año redujo de tal forma la cosecha que la convirtió en la más escasa en los últimos 15 años dejando a las bodegas sin producto con el que trabajar. Una circunstancia a la que la cosecha de 2018 vino a poner remedio, siendo una de las más abundantes de la década. Gracias a este fruto las elaboradoras han podido ofrecer un mayor producto al mercado e incrementar sus ventas, si se toma como referencia las contraetiquetas entregadas por el Consejo Regulador para identificar las botellas. 

 

El mayor incremento se ha producido en los vinos rosados, que ha incrementado su presencia en el mercado en casi un 50%, pasando de las 958.284 del año 2018 al 1.428.134 en 2019. También es destacable el aumento en casi un 17 % de los vinos genéricos, es decir, los enmarcados en las categorías de joven y joven roble, para los que durante los últimos doce meses las bodegas solicitaron 62.655.490 etiquetas frente a las 53.716.364 de 2018. Apenas hay variación, sin embargo entre los reservas, y sobre todo entre los crianzas, entre los que las cifras de pegatinas identificativas solicitadas por las elaboradoras son prácticamente iguales: en 2019 salieron al mercado poco más de dos centenares de botellas de crianza más con respecto al año anterior (20.141.928 frente a 20.141.686) y en cuanto a los reservas el incremento fue del 5,6% (4.441.767 de estas botellas se identificaron en 2019 cuando en 2018 habían sido 4.205.446). Estos incrementos tan moderados se explican de nuevo acudiendo a la producción de uva de 2017, dado que estos son los vinos de guarda procedentes, en buena medida, de esta cosecha. 

 

Finalmente, la única categoría en la que disminuyen los vinos ribereños que se ponen en el mercado son los grandes reservas, una categoría ya de por sí limitada en cuanto a las unidades que se ponen en el mercado al tratarse de un producto muy exclusivo: el descenso en el último año ha sido del 13,3%, pasando de las 387.392 botellas que se pusieron en el mercado en 2018 a las 335.863 que salieron en 2019.

 

Vinomia Vinos de Ribera del Duero
Ayuda

Noticias
FAQ

Listados en Vinos Wine vinos.wine
Telefono 947 513 555
Tu tienda de vinos en internet